Afición de Boston reconoce a equipo campeón de 2004 en ceremonia de primera bola

BOSTON -- Varios de los protagonistas del improbable campeonato que ganaron los Medias Rojas de Boston en 2004 y que acabó con 86 años de agonía, fueron invitados a la ceremonia de lanzamiento de la primera bola previa al Juego 2 de la Serie Mundial.

Sin embargo, una de las figuras principales de aquél fue dejado fuera: el pitcher Curt Schilling.

De acuerdo a un medio local, Schilling no fue invitado por los comentarios considerados inapropiados en temas políticos y raciales que ha expresado los últimos años.

Entre los invitados estuvieron Pedro Martínez, Kevin Millar, David Ortiz, Tim Wakefield, Jason Varitek, Keith Foulke, Alan Embree y el actual manager de Dodgers de Los Ángeles, Dave Roberts.

“Recibamos como merece, aunque hoy esté vestido de azul claro y blanco, al protagonista del robo de base más famoso en la historia de los Red Sox, ¡Dave Roberts!“, dijo el anunciador público en Fenway Park.

El manager de los Dodgers intentó quedarse en su caseta, pero, ante la ovación e insistencia de la afición, corrió al centro de diamante, abrazó a Millar y chocó manos con el resto de los inmortales patirrojos para inmediatamente volver con su equipo.

Roberts dijo en días pasados que tenía que estar listo y enfocado para el segundo duelo del Clásico de Otoño, después de perder el inaugural.

Hace 14 años, en el cuarto partido de la Serie de Campeonato de la Americana contra los Yankees de Nueva York, que necesitaban sóo un triunfo para ir a la Serie Mundial, Roberts entró de corredor emergente por Millar, robó segunda y llegó a home para empatar la pizarra del duelo que ganaría Boston en 12 entradas para dar inicio a la remontada más impresionante en la historia de Grandes Ligas, la cual culminó con ocho triunfos consecutivos y el primer campeonato en 86 años para Boston.

Dodgers repiten la fórmula
Así como en el Juego 1, los Dodgers mandaron a nueve bateadores derechos para enfrentar al zurdo David Price en el segundo duelo del Clásico de Otoño.

La “alineación derecha“ dejó fuera a peloteros como Joc Pederson, Max Muncy y Cody Bellinger, el Jugador Más Valioso de la Serie de Campeonato de la Nacional.

“Hubieron oportunidades de impactar en el juego de anoche y otra vez las habrá hoy (miércoles)“, señaló Roberts. “Vamos a encontrar la manera de usar nuestro roster completo. Anoche no fue nuestra ofensiva la que no nos llevó al triunfo. (Los Medias Rojas) sacaron a Sale después de poco más de cuatro entradas. Me gustan también los muchachos que tenemos en la banca, que potencialmente pueden tener un par de turnos al bat”.

El único cambio entre ambas novenas con respecto al Juego 1 fue que el del catcher de los Medias Rojas, posición en la que Christian Vázquez comenzó en lugar de Sandy León, quien tuvo dos imparables en cuatro turnos al bat en el Juego 1.

A viajar a L.A. bien descansados
Dodgers y Medias Rojas programaron su viaje a Los Ángeles el jueves a mediodía y no al término del partido del miércoles, como se acostumbra.

Por lo general, los equipos viajan la misma noche que termina su estancia en una ciudad y al día siguiente practican y atienden medios en la nueva sede.

“Es mejor para los jugadores que descansen esta noche, duerman en casa y se suban a un avión“, dijo el manager de Boston, Alex Cora. “Hemos hablado de esto durante los Playoffs y es duro viajar a Los Ángeles, pero no nos quejamos. Estamos en la Serie Mundial.

“Si fuera a Milwaukee, viajaríamos esta noche (miércoles), pero, ahora es a Los Ángeles. Nos vamos a quedar aquí, vamos a dormir, subiremos al avión y allá estaremos mañana”, agregó Cora.

El piloto patirrojo dijo desconocer aún qué partido será el que abra el lanzador Nathan Eovaldi, quien entró en relevo durante el Juego 1.