<
>

Diego Maradona recibió el alta y dejó la clínica donde estaba internado

play
Mostraron la primera imagen de Maradona desde su operación (3:35)

El médico Leopoldo Luque publicó una foto junto al Diez, poco antes de dejar la clínica. (3:35)

Diego Maradona recibió el alta, después de ser intervenido de un hematoma cerebral, y dejó la clínica Olivos luego de estar nueve días internado, con una cirugía en su cabeza incluida y continuará la recuperación en una vivienda de Benavídez, adaptada para sus necesidades.

A las 17:41 horas, ingresó la ambulancia con escolta policial para el traslado. A las 17:48, Diego se subió a la ambulancia, que dejó la clínica cuatro minutos después ante el constante canto de apoyo de la gente que se agolpó durante toda la internación y las decenas de medios.

Desde la mañana se sabía la noticia y su abogado Matías Morla había expresado que iba a dejar la clínica para seguir recuperándose de “problemas personales” y que hay “Maradona para rato”.

Por la tarde, Leopoldo Luque visitó a Diego en su habitación y se sacaron una foto donde se lo ve muy mejorado y con el vendaje en su cabeza luego de la operación.

Federico Bueno informó en ESPN F360 que se encuentra de muy buen humor, con movilidad propia y medicado de manera correcta y equilibrada.

La familia de Maradona toma un papel mucho más preponderante y estará presente en la recuperación en su domicilio en la localidad de Benavídez y sus hijas lo visitarán constantemente y tomarán decisiones en las cuestiones referidas a los pasos a seguir.

El propio Luque salió de la clínica en su moto particular y dejó unas palabras para la prensa: “Se lo ve muy bien a Diego, se lo ve increíble. Hay que seguir laburando. Les quiero agradecer a todos, a la familia, a Matías Morla”.

El doctor hasta se animó a bromear y dijo: “No se distraigan conmigo, que por ahí se está yendo por otro lado”.

“Hay un equipo muy grande y yo estoy al lado de Diego. Va a estar en un lugar acorde para que Diego esté bien cuidado”, concluyó Luque sobre los próximos pasos a seguir.

Este es el fin de un suceso de acontecimientos que comenzó el lunes pasado con una internación en una clínica de La Plata por cuestiones anímicas, pero el martes una tomografía de rutina reveló un hematoma subdural en su cráneo y se tomó la decisión de operarlo, por lo que fue trasladado a la clínica Olivos, donde fue intervenido exitosamente.

Desde el miércoles se habló de diferentes fechas de alta y salida del 10, siempre por sus ganas de irse, pero Luque mantuvo la posición de monitorearlo muy de cerca y que tenga los cuidados necesarios.

Además, surgieron síntomas de abstinencia, declarados por el mismo médico personal de Maradona, con una regulación de sus medicamentos.

Los días fueron transcurriendo hasta este miércoles donde llegó el esperado alta para que Diego esté más cómodo en su vivienda y rodeado de sus afectos más cercanos.

En un costado más secundario queda el lado deportivo y con la salida de Gabriel Pellegrino de Gimnasia LP, su futuro es incierto y no se espera que retorne en el corto plazo al trabajo, aunque desde el club platense mantienen las ilusiones de seguir contando con el ídolo.