<
>

ESPN FC 100: ¿Por qué no hay defensores argentinos entre los mejores futbolistas de 2020?

play
Los argentinos en el ranking de ESPN FC 100 (2:51)

ESPN FC. (2:51)

Si hay algo que resalta dentro de los jugadores argentinos en el ranking ESPN FC 100 de 2020 es la ausencia de defensores. Sí se ven, en cambio, mediocampistas y delanteros.

Se sabe, los clubes del exterior siempre son más seducidos por los atacantes. Como dice el refrán, goles son amores. Se pagan fortunas por delanteros que dan los primeros pasos pero tienen potencial de goleadores, y no tanto por defensores con proyección o consolidados. Y Argentina en el rubro atacantes siempre se destacó.

También, dentro de las búsquedas preferidas, sobre todo por clubes grandes, aparecen los futbolistas polifuncionales con llegada al arco rival y despliegue a la hora de defender.

Están son razones a tener en cuenta. Pero no son las únicas. Es cierto que la formación de proyectos en las canteras de los clubes argentinos ya no es la misma de hace algunos años. Se ve menos calidad pero tal vez, más cantidad.

En lo que tiene que ver con la última línea, es notoria la ausencia de figuras surgidas del país. Ya no se ven en la Selección nacional, ni en grandes clubes de Europa, nombres como Daniel Passarella, Oscar Ruggeri, Roberto Ayala, Nicolás Burdisso, Javier Zanetti, Walter Samuel…

Sin dudas el país atraviesa una renovación en los puestos defensivos. Como claro ejemplo puede destacarse la presencia de Gonzalo Montiel (defensor de River, de 23 años, lateral derecho) y Lucas Martínez Quarta (central, también surgido de River, de 24 años, hoy en Fiorentina) como nuevos exponentes de esta camada.

El caso de Leonardo Balerdi también es para destacarse. Y puede explicar de alguna manera cómo la partida rápida de defensores con talento resulta perjudicial para los futbolistas, pensando en triunfar y en adaptarse al nuevo ambiente. Balerdi surgió de Boca, donde apenas jugó un puñado de partidos.

Para muchos se trata de un enorme talento, pero el joven marcador central no tuvo tiempo de consolidarse en el país. Y aún lucha por hacerlo en Europa. Se fue muy rápido del club xeneize, y en 2018 desembarcó en el Borussia Dortmund; ahora, juega para el Olympique de Marsella.

Con sólo 21 años fue citado a la Selección de Lionel Scaloni. Pero Balerdi, ese proyecto de enorme futuro, necesitará adaptación al Viejo Continente y continuidad de partidos para comenzar a potenciar todas sus cualidades.

El fútbol argentino es desde hace tiempo una máquina de fabricar futbolistas, pero también en el resto del mundo el trabajo de las Inferiores creció y mucho. Hoy, la competencia es más pareja que hace algunos años.

El último título que la Argentina ganó en Mundiales Sub 20 fue en 2007. Eso refleja también un punto de alerta: ya no alcanza con el talento para imponerse. Surgieron en los últimos años nuevos mercados a los que los grandes clubes pueden acudir pensando en reforzar sus equipos.

A la hora de elegir, la gran mayoría prefiere apostar a promesas que puedan ser desequilibrantes de mitad de cancha hacia delante. Y no a defensores que en principio no parecen marcar diferencias con futbolistas que se formaron en Europa, conocen mejor el medio y no requieren de la necesaria adaptación. Se sabe, es más fácil formar un defensor que un habilidoso. En el fútbol es más fácil destruir que construir.

Sin dudas, se da un combo de situaciones a la hora de analizar por qué el fútbol argentino hoy exporta menos defensores de categoría. Un trabajo que habrá que mejorar en las divisiones menores de cara al futuro inmediato.