<
>

El Barcelona cobró 48 mdd por la venta de Paulinho

play
Estos son los récords que Lionel Messi puede romper en 2019 (1:59)

Barak Fever hace un resumen de las marcas que el argentino puede implantar este año. ¿Y las que no podrá superar? (1:59)

BARCELONA -- El Guangzhou Evergrande, que está interesado en el fichaje de Malcom, pagó el pasado 2 de enero 48 millones de dólares al FC Barcelona por el traspaso de Paulinho, quien en julio de 2018 dejó el club azulgrana para regresar a China como cedido y comprometiéndose el Guangzhou a ficharle en este mercado invernal.

Si bien todas las informaciones apuntaron en aquella época que el Barça recibiría 57 millones de dólares por su venta definitiva, de acuerdo con lo publicado por La Vanguardia esa cantidad se ha reducido a 48 millones, explicándose la diferencia en el salario del futbolista que se ahorró de abonarle el club azulgrana esta campaña, que debiera ser la segunda de su contrato firmado cuando aterrizó en el Camp Nou en agosto de 2017.

El traspaso definitivo de Paulinho le convierte en la tercera venta más alta de la historia del club, solamente por debajo de Neymar y Figo e igualado con Alexis Sánchez.. Si bien la plusvalía de los referidos fue mucho mayor que la contabilizada por este último, que dejará en la caja del Barcelona un beneficio apenas superior a los 2.5 millones de dólares respecto a lo que pagó en su día y acabó ingresando este mes de enero.

Paulinho, de 30 años y cuyo fichaje recibió no pocas críticas en su momento por su alejado perfil respecto al juego de posición que realiza el Barcelona, ofreció un rendimiento más que respetable a Valverde, por más que en la parte final de la pasada temporada fue desapareciendo del once inicial y abandonó el club, de acuerdo con lo expresado por Eric Abidal, “por deseo propio”.

NEGOCIO
La venta del jugador brasileño se suma a la de Yerry Mina, a la del también brasileño Marlon, o, incluso, la del francés Digne, en un nuevo concepto que va tomando cuerpo en el Barça, pendiente como está ahora de ese interés por Malcom y que le supone una vía de ingresos no contemplada en el pasado.

Si por Paulinho el beneficio se reduce a esos 2.5 millones de dólares, sin atender al ahorro del salario del futbolista, por Yerry Mina el Barça obtuvo una ganancia cercana a los 21 millones (lo compró por 13,4 y lo vendió por 34,2), por Digne consiguió una plusvalía cercana a los 5 millones y por Marlon alcanzó también los 2 millones que podrían alcanzar los 10 en caso de confirmarse el interés por Malcom, cuyo rendimiento deportivo ha sido tan escaso como magnífico sería el económico, en la línea del defensa colombiano.

A partir de aquí, pensando en el verano de 2019, podrían sucederse nuevos casos, como el de André Gomes, por quien el Barça confía gracias a su buen rendimiento en el Everton recuperar los casi 40 millones de dólares que pagó por su fichaje o incluso obtener gran beneficio, empieza a especularse, con Rakitic y Cillessen, jugadores con excelente mercado y cuya venta ya no es un discurso vedado en el Camp Nou.