<
>

Fuentes: Messi quiere paz tras altercado con Abidal

play
¿Por qué Messi reaccionó contra la directiva del Barça? (1:10)

Moisés Llorens te trae todos los detalles del conflicto interno que de desató en el club catalán. (1:10)

Barcelona tiene la esperanza de dejar atrás la guerra de palabras del martes, entre Lionel Messi y el director deportivo Eric Abidal, después de que el presidente del club, Josep Maria Bartomeu, sostuvo conversaciones claras con ambos hombres, según informaron fuentes a ESPN.

Bartomeu regresó temprano de un evento con la Unión Europea en Bruselas, el miércoles, para una reunión de dos horas con Abidal y el CEO Oscar Grau. Anteriormente había hablado con Messi por teléfono en tres ocasiones distintas.

Las fuentes dijeron a ESPN que Messi le aseguró a Bartomeu que está contento de pasar la página sobre el incidente y enfocarse en los objetivos del club en el campo desde ahora hasta el final de la temporada, cuando entrará a los últimos 12 meses de su contrato.

Se obtuvieron conclusiones similares de la reunión del presidente con Abidal y Grau. Los tres expresaron sus opiniones sobre el intercambio entre Messi y Abidal antes de aceptar que lo mejor que se puede hacer es unirse por el bien del club.

Abidal, quien anteriormente jugó junto a Messi en el Camp Nou, permanecerá en su papel de director deportivo.

El club había sido empujado hacia una crisis institucional, el martes, cuando Messi visitó Instagram para responder a los comentarios hechos por Abidal con relación al despido del ex entrenador Ernesto Valverde, quien fue reemplazado por Quique Setién el 13 de enero.

Abidal había sugerido que el poder del argentino jugó un papel en el despido de Valverde, diciendo que "muchos jugadores no estaban contentos [con él], y tampoco estaban trabajando duro".

Messi se opuso a esa afirmación. Las fuentes explicaron a ESPN que el delantero argentino siente que a menudo se le ha convertido en el chivo expiatorio de las decisiones en el club que no tienen nada que ver con él.

En respuesta, le dijo a Abidal que se responsabilizara de sus propias acciones y le instó a nombrar a los jugadores que estaba criticando. "Si no, estás ensuciando el nombre de todos", escribió Messi. Las fuentes dicen que los jugadores apoyaron el estallido de Messi.

La posición de Abidal ya se había debilitado antes de su disputa con Messi después de una desastrosa ventana de transferencia en enero. El club dejó ir a varios jugadores, incluido el alero Carles Pérez, pero no logró reemplazar al lesionado Luis Suárez, a pesar de cortejar públicamente al valenciano Rodrigo Moreno.

El fracaso en traer a otro atacante se vio aún peor esta semana cuando el extremo Ousmane Dembele, que no ha jugado desde noviembre, se rompió un tendón en el muslo durante el entrenamiento. Se espera que se pierda el resto de la temporada.

Los resultados en el campo ahora determinarán si se puede mantener la armonía fuera del campo. El pequeño equipo del nuevo entrenador Setién, solo hay 16 jugadores del primer equipo disponibles para los cuartos de final de la Copa del Rey, el jueves, contra el Athletic de Bilbao, será llevado al límite este mes mientras continúan compitiendo por tres trofeos.

Setién dijo el miércoles que su trabajo es evitar que sus jugadores se distraigan con los eventos que ocurren alrededor del club. También insistió en que no se arrepiente de asumir el papel, a pesar de los problemas que han surgido dentro y fuera del campo durante sus primeros 23 días en el cargo.